Gastronomía típica de la provincia

Aprovechando el post anterior, vamos a hacer un repaso por las platos y recetas más tradicionales de la cocina pacense, porque seguro que más de uno se ha quedado con la duda de: “¿qué comeré si voy a una feria gastronómica en Badajoz?”. Y si no es así, tampoco está de más recordar nuestras recetas más típicas y sabrosas, una manera de acercase un poco más a todas las virtudes de las que gozamos.

Como dijimos, en la provincia la matanza tiene una especial relevancia a la hora de llenas nuestras mesas con el producto estrella: el cerdo, y más concretamente, el cerdo ibérico. Los embutidos ibéricos siempre se encuentran en cualquier reunión o celebración, y por supuesto siempre son de la mejor calidad, gracias a las características del cerdo de la zona. El jamón, el rey de la mesa, pero también el salchichón, el lomo, el chorizo y el morcón pueden dar fe del valor de este producto típico. Hay que mencionar también la cachuela, una especie de paté que se hace con hígado y manteca de cerdo y se unta en tostadas; y la patatera, una morcilla que no contiene la sangre del cerdo sino sólo grasa porcina, y se realiza con patatas y pimentón de la Vera.

Por supuesto, aparte de los embutidos, no hay que olvidar todos los platos que pueden realizarse con la carne de cerdo. Se puede disfrutar de ella simplemente haciéndola a la plancha o a la brasa, usando piezas tales como la pluma, el solomillo y el secreto; pero también en salsa y en guisos, aunque son menos usuales por la cantidad de grasas que ya tienen estas carnes.

El cordero también forma parte de esta gastronomía, con platos como la caldereta y la chanfaina, esta última preparada con productos de casquería (incluso hay una localidad que celebra una fiesta dedicada a ella). La caza también está presente en muchas recetas típicas, y hay que hacer especial mención a la Perdices al modo de Alcántara, un plato famoso en el oeste de la provincia.

Las migas no pueden faltar en cualquier hogar extremeño; hay varias recetas para ellas, todas incluyendo por supuesto el pan duro y el ajo, aunque según la zona añade uno u otros ingredientes, dependiendo de los productos típicos que se recolecten allí. Y como postre señalaremos la Técula mécula, un dulce de nombre curioso que se prepara con manteca de cerdo, azúcar y almendras; desde luego, poco recomendable si antes te has pegado una buena comilona.

 

Conoce La Siberia extremeña

En pocos días, cuando llegue el Puente de la Constitución a primeros de diciembre, la comarca de La Siberia se convertirá en un lugar donde disfrutar de los deliciosos manjares propios de la zona, cuando celebre su Feria Gastronómica. Esta feria tendrá lugar el día 8, pero previamente, el 6 y el 7, se llevarán a cabo otra serie de eventos relacionados, lo que hará que todo el puente festivo sera realmente un paseo lleno de sabrosos olores y sabores por toda nuestra gastronomía tradicional.

¿Conoces la zona de La Siberia? Esta zona está situada al noroeste de la provincia, y está compuesta por 11 localidades. Se discute todavía el por qué de ese nombre para la zona, aunque la razón más extendida y sin duda la más arraigada es que se llama así por el atraso general que sufre la zona, y que fue durante la primera mitad del siglo XIX bastante evidente ; hay quien asocia esta zona con la España más profunda, con todo lo peyorativo que pueda contener esta expresión, y aunque se han hecho intentos por tratar de cambiar esta imagen, e incluso por cambiar el nombre, la realidad es que todo esto está tan arraigado en el imaginario popular, que ha sido en vano. De hecho, casi puede decirse que ya nadie se acuerda de si es bueno o malo referirse así a la zona, porque simplemente así se la conoce desde hace muchos años.

Teniendo en cuenta que su nombre primigenio era “Los Montes”, podrás imaginar que la región tiene un paisaje rocoso y lleno de escarpados relieves, con abruptos barrancos y picos que pueden alcanzar hasta los 800 metros de altitud. Gracias a esto, es un lugar lleno de acuíferos, ayudado por la gran cantidad de lluvia que suele caer en la zona y por la presencia de grandes ríos cercanos, así que los pantanos, cascadas y manantiales subterráneos son algo fácil de encontrar por todo el territorio. Y también gracias a la presencia de esta característica de su paisaje, el clima en la zona es una mezcla de varios de las zonas cercanas, creándose incluso pequeños microclimas dependiendo de la ubicación de determinados territorios.

Su fauna y flora son eminentemente mediterráneas. Pueden encontrarse en la zona viviendo en libertar las especies animales más representativas de las zonas del sur de Europa: grandes piezas de caza como jabalíes, ciervos y corzos, aves depredadoras como el águila, el halcón peregrino y el buitre leonado, y peces como la carpa, el barbo y el lucio.

Y tras conocer un poco las características del lugar, no olvides esta Feria Gastronómica, donde podrás degustar las clásicas recetas de caza propias de la zona, las de la matanza del cerdo (como no podía ser menos) , y otros manjares tradicionales como las migas, el gazpacho y la sopa de tomate.

Descubre Badajoz y no te arrepentirás

 

La provincia de Badajoz forma parte de la Comunidad de Extremadura, y tiene una superficie bastante extensa, situada al suroeste de la Península; sin embargo, casi puede decirse que es una completa desconocida.  Poco se sabe de ella más allá de sus cultivos de olivo y de los jamones de pata negra, que, aunque nadie niega que son una auténtica joya y cualquiera estaría orgulloso de que los representara, no son lo único a destacar de la provincia pacense. Uno, como foráneo del lugar, está bastante interesado en que esto cambie, por cierto.

Hay vídeos, anuncios y publicidad varias en varios medios audiovisuales, por supuesto, patrocinadas por las mismas autoridades; pero no parece que sean muy útiles ni que haga que las personas de otras partes del país se interesen por venir a nuestra provincia, ni siquiera a su capital que tiene el mismo nombre. Cierto que no suele contarse la repercusión que nuestros sucesos tienen en la actualidad del país, ni tampoco patrocinarse debidamente nuestro bagaje cultural e histórico, que es mucho y muy rico, así que ¿de quién es la culpa de todo esto? No podemos acusar al resto de España de desinterés, si verdaderamente no encuentran nada por lo que interesarse, más de esas dos joyas que nos representan, muy maravillosamente la verdad.

En la provincia de Badajoz tenemos localidades hermosas; tenemos montes espectaculares, ríos importantes con embalses que proporcionan energía a gran parte de la península; paisajes urbanos y rurales que dejan sin aliento; lugares con historia, no del todo conocidas o al menos no por muchos; y, en fin, una cantidad de sucesos de actualidad que merece la pena conocer. Podemos ir poco a poco, porque dicen por ahí que lo mucho cansa y lo poco gusta, así que quizá sea más interesante conocer todo a esto paso a paso, sin prisa pero son pausa (me habéis cogido hoy refranero, qué le vamos a hacer).

Espero que, al menos, os haya hecho tener un poco de curiosidad por lo que va a pasar aquí, qué podéis encontrar y si os va a interesar aunque sea un poco. Quizá con las próximas entradas tengáis las cosas más claras, en realidad yo tampoco sé muy bien por qué derroteros iré; pero intentaré con todas mis fuerzas ser interesante y no cansar a nadie, dando datos interesantes y que atraigan vuestro interés. De todas formas, si no es así, siempre me daré por bien servido si al menos os lleváis una buena impresión de mi tierra y os entra el gusto de hablar de ella a vuestros amigos y conocidos.